miércoles


Para, para, para, para...Espera un segundo, necesito que dejes de correr porque creo que reconozco este lugar. Este es el lugar en el que mis miedos esperan a la oscuridad de la noche para salir a martirizarme, el lugar del que llevo huyendo tanto tiempo. Donde no tengo más remedio que enfrentarme a todas esas cosas que he ido aplazando y que ahora amenazan con destrozarme. Donde no valen las escusas ni los ruegos, donde están todas esas cosas a las que temo.Por favor, explícame cómo he llegado hasta aquí, porque no lo entiendo. ¿Dónde están esas preciosas barreras que con tanto esfuerzo y poca paciencia levante a su alrededor? ¿Dónde demonios quedo mi fortaleza para afrontar la realidad? Parece que fue ayer la última vez que estuve aquí, y pensar que ya hace tanto tiempo me prometí no regresar. Mira a tu alrededor, para mí todo esto ya es terreno conocido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario